LA DIFERENCIA ENTRE UN NOMBRE DE DOMINIO Y EL ALOJAMIENTO WEB PARA PRINCIPIANTES
Si quieres lanzar tu primer sitio web y no sabes cómo, es probable que hayas oído hablar de nombres de dominio y alojamiento web o hosting. Pero, ¿de qué se trata? ¿qué les distingue? Te hacemos una rápida explicación sobre la diferencia entre los dos para que ya no cometas error.
Cuando visitas una página web, tu ordenador, tableta o teléfono hace lo necesario para mostrarte el sitio en cuestión. Para ello, escribes el dominio en la barra del navegador o haces clic en un enlace. Luego, tu navegador traduce el dominio en la dirección IP del servidor del sitio. Este servidor envía los diferentes elementos para mostrar la página web. Una web se compone de:
Un nombre de dominio
Un servidor de alojamiento web
Los archivos de la web
Con la metáfora de la casa entenderás mejor qué es un sitio web : tu dominio es la dirección de correo, el hosting es la casa y los archivos de la web son los muebles. ¿Lo visualizas ahora?

¿Qué es un nombre de dominio?

Tu nombre de dominio es la dirección de su sitio web, como www.misitioweb.com. Esta dirección es como una dirección de correo postal. Le dice a los ordenadores(yotros dispositivos) dónde encontrar la web en los servidores para que puedan enviar y recibir información. Sin nombre de dominio, sería como tratar de llamar por teléfono a alguien que no tiene un número de teléfono. Él podría tener un teléfono, al igual que él podría tener una página web, pero no tendrías manera de contactarlo.

¿Qué es el alojamiento web o hosting?

Un servidor es un dispositivo que está conectado a Internet y almacena archivos de páginas web. Cuando pagas por un servicio de alojamiento web, alquilas un espacio en su disco duro para que los usuarios de todo el mundo puedan acceder a los archivos de tu sitio para verlos. Muchas empresas de hosting tienen múltiples ubicaciones de servidores para poder hacer copias de seguridad de tus archivos web, ¡muy conveniente en caso de fallo técnico!
El alojamiento web es un espacio de almacenamiento para tu sitio web. En este espacio, almacenas los archivos de tu sitio, correspondientes al diseño, contenido, imágenes, etc. Las herramientas de gestión de contenido(CMS)como WordPress te permiten trabajar fácilmente con estos archivos sin tener que poner sus manos en la masa del servidor de alojamiento.
Hay varios tipos de alojamiento web. Los más comunes son:
Alojamiento Compartido: el alojamiento compartido tiene múltiples usuarios en el mismo servidor, y todos comparten los mismos recursos. Es como alquilar un apartamento. Todos compartís el edificio y las áreas comunes, pero tienes tu propio espacio privado para hacer tu vida.
VPS: un VPS(VirtualPrivate Server ou VDS, Virtual Dedicated Server) es un servidor privado virtual. Webs diversas se encuentran en el mismo servidor, pero los recursos se distribuyen en lugar de compartirse al mismo tiempo. Es como tener un apartamento de copropiedad. Compartes el edificio con todos, pero una parte que te pertenece. Esto significa que tienes una cantidad específica de recursos asignados para ti solo. La ventaja es que tu web será mucho más rápida que el alojamiento web compartido; y seguirá siendo evolutivo.
Servidores Dedicados: el Hosting Dedicado significa que estás solo en el servidor. Es como tener una casa entera; lo que significa que todos los recursos son tuyos y puedes controlar tu servidor. Este tipo de alojamiento es ideal para webs que necesitan velocidad de carga instantánea, y más, si el tráfico de la web es alto y no puedes permitirte el lujo de tener cortes inoportunos.
La mayoría de los hostings ofrecen estos tres tipos de alojamiento, por lo que puedes migrar fácilmente de una solución a otra dependiendo de la evolución del tráfico de tu sitio web.

¿Se debe usar la misma compañía para administrar nombres de dominio y su hosting?

Una de las razones por las cuales muchas personas confunden el hosting y nombres de dominio es que muchas compañías ofrecen ambos servicios a la vez; pero no es el mismo trabajo. Nada te impide usar una servicio para registrar tu nombre de dominio y otro para contratar el alojamiento de tu sitio web. Así, tendrás la libertad de cambiar fácilmente los DNS de tu dominio para que apunten a otro servicio de hosting. Siempre podrás elegir un nombre de dominio diferente y dirigirlo hacia el mismo sitio web. Incluso podrás apuntar varios dominios diferentes hacia la misma web a la vez. ¡Muy práctico para sacar partido a los dominios expirados con autoridad SEO!
También puedes cambiar de hosting sin perder tu dominio o archivos de tu web. Puede que debas ponerte en contacto con el servicio de asistencia técnica para que todo se transfiera correctamente; sin embargo, si encuentras que necesitas un mejor servidor web, no tendrás que volver a comenzar todo de nuevo.
Algunas personas optan por registrar su nombre de dominio a través de su servicio de alojamiento porque les parece más conveniente. Otros optan por no mantener todo en un solo lugar para facilitar la transferencia a un nuevo hosting y para mejorar la seguridad del sitio. Depende de ti, sospesa los pros y los contras antes de elegir con quién quieres trabajar.
Esperamos que, con este artículo, hayas entendido mejor la diferencia entre los nombres de dominio y el alojamiento weby que te facilite el trabajo para configurar tu página web.